Artículo

Contenedor Azul

¿Qué es el contenedor azul de reciclaje y por qué es importante usarlo correctamente? En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de contenedor, qué residuos debes depositar en él y qué beneficios tiene para el medio ambiente.

El contenedor azul de reciclaje es el que se utiliza para recoger los envases de papel y cartón, como revistas, folletos, periódicos, cajas de zapatos, hueveras y demás objetos. Estos residuos se pueden reciclar y reutilizar para la fabricación de nuevos productos de papel y cartón, como libros, papel higiénico, servilletas o cajas de embalaje.

Reciclar papel y cartón tiene muchas ventajas para el planeta, ya que se evita la tala de árboles, se ahorra agua y energía, se reduce la emisión de gases de efecto invernadero y se disminuye la cantidad de basura que va a los vertederos. Según datos de Ecovidrio, reciclando una tonelada de papel se salvan 17 árboles y se disminuye el consumo de agua en un 80%. Además, con solo 8 cajas de cartón de cereales se puede hacer un libro.

Para reciclar el vidrio correctamente, hay que seguir unas pautas sencillas. Lo primero es separar las tapas y los tapones de los envases de vidrio y tirarlos al contenedor amarillo, donde se reciclan los plásticos y los metales. Lo segundo es limpiar los envases de vidrio para eliminar los restos de líquidos o alimentos que puedan tener. Lo tercero es depositarlos en el contenedor verde, sin bolsas ni otros objetos que no sean de vidrio.

"Sin embargo, no todo el papel y el cartón se puede reciclar en el contenedor azul. Hay algunos residuos que no deben ir a este contenedor, ya sea porque están sucios, mojados o contaminados con otros materiales, o porque tienen un tratamiento especial que dificulta su reciclaje. Algunos ejemplos son los pañuelos de papel usados, las cajas de pizza manchadas de aceite, los papeles metalizados o plastificados, los envases tipo brick o las tazas desechables de cartón."

Para reciclar correctamente en el contenedor azul, debemos seguir algunas recomendaciones:

Separar el papel y el cartón del resto de residuos y depositarlos en el contenedor azul lo antes posible, para evitar que se deterioren o se mezclen con otros materiales.

Plegar o aplastar los papeles y los cartones antes de tirarlos al contenedor azul, para que ocupen menos espacio y facilitar su transporte y almacenamiento.

Sarge

No dejar las cajas de cartón grandes sin desmontar al lado del contenedor azul. Es mejor doblarlas o cortarlas y meterlas dentro del contenedor.

Fillmore

No tirar al contenedor azul ningún residuo que no sea papel o cartón.



Reciclar en el contenedor azul es una forma sencilla y eficaz de contribuir a la protección del medio ambiente y al desarrollo sostenible. Además, es una responsabilidad compartida entre todos los ciudadanos, las administraciones públicas y las empresas. Por eso, te animamos a que uses correctamente el contenedor azul y a que difundas esta información entre tus familiares, amigos y vecinos. Entre todos podemos hacer un mundo más verde.