Artículo

Contenedor Amarillo

¿Sabes qué se recicla en el contenedor amarillo? El contenedor amarillo es uno de los más importantes para el cuidado del medio ambiente, ya que en él se depositan los envases de plástico, metal y Tetra brik que consumimos a diario. Estos materiales pueden tener una segunda vida si los reciclamos correctamente, evitando así la generación de más residuos y el agotamiento de los recursos naturales.

En este artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre el contenedor amarillo: qué se puede tirar y qué no, cómo se recicla lo que depositamos en él y algunos datos curiosos que quizás no conocías. ¡Sigue leyendo y aprende a reciclar mejor!

En el contenedor amarillo debemos depositar todos los envases que estén hechos de plástico, metal o cartón plastificado. Algunos ejemplos son:

- Botellas de plástico de agua, refrescos, leche, aceite, etc.

- Latas de conserva, bebidas, comida para mascotas, etc.

- Tapas y tapones de plástico o metal de botellas, botes, tarros, etc.

- Bandejas de aluminio o poliestireno expandido (corcho blanco) de alimentos como carne, pescado, fruta, etc.

- Papel film y papel de aluminio que envuelven alimentos.

- Aerosoles de desodorante, laca, pintura, etc.

- Botes de champú, gel, crema, detergente, suavizante, etc.

- Bolsas de plástico de supermercado, panadería, frutería, etc. (excepto las bolsas de basura).

- envase de plastico y tapas de yogur, queso fresco, mantequilla, helado, etc.

- Tetra brik de leche, jugo, caldo, nata, tomate frito, etc.

- Tubos de pasta de dientes, crema facial o corporal, pegamento, etc.

En el contenedor amarillo no debemos depositar ningún objeto que no sea un envase o que esté hecho de otro material que no sea plástico, metal o cartón plastificado. Algunos ejemplos son:

- Juguetes de plástico, biberones y chupetes (estos deben ir al contenedor gris o donarse si están en buen estado).

- Utensilios de cocina como cubiertos, vasos o platos de plástico o metal (estos deben ir al contenedor gris o reutilizarse si están en buen estado).

- Botes tipo Pringles o similares que tienen una mezcla de cartón y metal (estos deben ir al contenedor gris).

- Cápsulas de aluminio de café (estas deben ir al contenedor gris o a un punto limpio específico si existe en tu zona).

- Moldes de silicona para cocinar (estos deben ir al contenedor gris o reutilizarse si están en buen estado).

- Termos o botellas reutilizables (estos deben ir al contenedor gris o reutilizarse si están en buen estado).

- Cajas de CD's y DVD's o carcasas de vídeos VHS y cintas de casete (estos deben ir al contenedor gris o a un punto limpio específico si existe en tu zona).

- Monederos y carteras (estos deben ir al contenedor gris o donarse si están en buen estado).

- Bolígrafos, sacapuntas o encendedor (estos deben ir al contenedor gris).

- Materiales de plástico que formen parte de cuadros o fotografías (estos deben ir al contenedor gris o reutilizarse si están en buen estado).

- Envases de medicamentos (estos deben ir al punto SIGRE que hay en las farmacias).


Una vez que hemos separado correctamente nuestros envases y los hemos depositado en el contenedor amarillo, estos siguen un proceso de reciclaje que te explicamos a continuación:

[1] Los envases se transportan a plantas de selección y triaje desde donde se envían al reciclador correspondiente según el material del que estén hechos.

[2] Una vez el envase llega a la planta de reciclaje, se separa por material y se tritura para obtener pequeños trozos llamados gránulos.

[3] Los gránulos se funden y se moldean para obtener nuevos productos como bobinas de aluminio, láminas de plástico o fibras textiles.

Reciclar en el contenedor amarillo tiene muchos beneficios para el medio ambiente y para nosotros mismos. Aquí te dejamos algunos datos curiosos que te sorprenderán:

- Con 40 botellas de plástico se puede hacer un forro polar.
- Con 6 Tetra brik se puede hacer una caja de zapatos.
- Con 80 latas se puede hacer una llanta de bicicleta.
- Con 8 botes de conserva se puede hacer una olla.
- Con 22 botellas de plástico se puede hacer una camiseta.
- Con 550 latas se puede hacer una silla.

Como ves, reciclar en el contenedor amarillo es muy fácil y muy útil. Solo tienes que fijarte bien en el tipo de envase que tienes entre manos y depositarlo en el lugar adecuado. Así estarás contribuyendo a cuidar el planeta y a ahorrar energía y recursos. ¡Anímate a reciclar más y mejor!